Si bien cualquier lesión sufrida en un accidente automovilístico es aterradora, una lesión en la espalda a causa de una colisión con un vehículo puede ser especialmente devastadora porque es el área desde donde salen los nervios que controlan el resto del cuerpo. Dos de las lesiones de espalda más comunes sufridas durante un accidente automovilístico son abultamientos y hernias de disco. Si le han diagnosticado una hernia de disco en la parte inferior de la espalda o un disco abultado en el cuello debido a un accidente automovilístico, debes comunicarte con un abogado experto en lesiones personales que esté familiarizado con la obtención de una conciliación por lesiones como abultamientos y hernias de disco debido a accidentes vehiculares.

¿Qué parte de la columna vertebral es susceptible a abultamientos y hernias de disco?

Estas lesiones pueden ocurrir en cualquier área de la columna vertebral; sin embargo, las hernias de disco tienden a aparecer con más frecuencia en la columna lumbar (parte inferior de la espalda) que en cualquier otra parte de la columna. De hecho, aproximadamente el 95 por ciento de las hernias de discose producen en los niveles de L4/L5 y L5/S1. La segunda ubicación más común para las hernias es en la columna cervical (cuello), siendo C5/C6 y C6/C7 las áreas del cuello donde ocurren con frecuencia hernias de disco debido a un accidente automovilístico..

Entendiendo tu lesión de espalda

Las vértebras son los huesos que forman la columna vertebral. Estos huesos están apilados uno encima del otro. Entre cada vértebra hay un material gelatinoso (es decir, material nuclear central), que evita que los huesos se froten entre sí y proporciona amortiguación para la vértebra. Un abultamiento o hernia de disco ocurre cuando este material gelatinoso sobresale entre un conjunto de discos vertebrales. Imagine una galleta sándwich (por ejemplo, una Oreo): si toma la galleta superior y la presiona contra la galleta inferior, el relleno saldrá. Esto es esencialmente lo que sucede cuando un disco se abulta o se hernia. Es el grado de la lesión lo que determina qué diagnóstico utiliza el médico.

Disco herniado frente a disco abultado: ¿Cuál es la diferencia?

Mientras que algunos usan los términos “abultamiento” y “herniado” indistintamente, no son los mismos. El término utilizado depende del grado de la lesión. Un disco abultado se refiere a una pequeña protuberancia del material nuclear central de un disco que permanece contenido dentro de las fibras externas; mientras que, una hernia de disco ha roto a través de estas fibras externas. Dado que el material nuclear ha atravesado las fibras, es más probable que una hernia discal ejerza presión sobre las raíces nerviosas, lo que produce dolor.

Síntomas de una hernia de disco

El dolor que experimenta un individuo después de este tipo de lesión está directamente relacionado con la ubicación de la hernia.

Una hernia discal en la espalda baja.

Una hernia en la columna lumbar puede causar dolor u otras sensaciones que se irradian hacia la nalga y la pierna: los síntomas pueden incluir un dolor abrasador, un dolor agudo, un entumecimiento o una sensación de hormigueo que se extiende desde la nalga hacia la parte posterior de la pierna.

Si el dolor se extiende desde la nalga hasta la parte posterior de la pierna y el pie, el individuo experimenta ciática. Este síntoma se conoce como ciática porque es el nervio ciático el que se irrita por la hernia de disco del accidente automovilístico. Normalmente, solo un lado se ve afectado a la vez (izquierda o derecha). El dolor ciático puede agravarse al sentarse, caminar o estar de pie. Además del dolor en las piernas, el dolor de espalda puede estar presente.

Una hernia discal en el cuello:

Cuando se produce una hernia en la columna cervical durante un accidente automovilístico, los síntomas generalmente incluyen dolor entre los omóplatos o en el cuello. Este dolor puede ser sordo o agudo y puede irradiarse hacia abajo del brazo, hacia las manos y los dedos. También puede haber hormigueo y entumecimiento en el hombro y / o el brazo cuando hay una hernia de disco cervical. El dolor irradiado puede aumentar cuando el cuello se mueve de cierta manera.

Busque atención médica de inmediato

Si has estado involucrado en un accidente automovilístico y tienes alguno de los síntomas de abultamiento o hernia de disco mencionados anteriormente, busca atención médica de inmediato. Una vez que hayas recibido atención médica para una hernia de disco consecuencia de un accidente automovilístico en Long Island, comunícate con un abogado experimentado en lesiones personales.

Nueva York es un estado de seguro de automóvil “No Fault”

Dado que el estado de Nueva York es un estado de seguro de automóvil “no-fault”, si estás involucrado en un accidente automovilístico, debes presentar una demanda de seguro ante tu propia compañía de seguros de manera oportuna. Si has sufrido una hernia de disco o tienes un disco abultado debido a un accidente automovilístico, tu seguro no-fault puede pagar hasta $50,000 para tus facturas médicas y la pérdida de salarios; sin embargo, para recibir una compensación por el dolor y el sufrimiento, así como por la pérdida de tu propiedad, se debe presentar una demanda por lesiones personales a terceros.

Demanda por lesiones personales por un disco herniado o abultado

Para obtener una conciliación por abultamiento o hernia de disco de una demanda por lesiones personales en un accidente automovilístico, se deben cumplir ciertos criterios:

  • La demanda debe presentarse dentro de los tres años posteriores a la colisión contra un vehículo de propiedad privada;
  • se debe reunir evidencia de la lesión, desfiguración y / o discapacidad;
  • si corresponde, se debe obtener evidencia relacionada con una muerte ocurrida debido al accidente vehicular.

Si estuviste involucrado en un accidente automovilístico y deseas obtener una indemnización por la pérdida de tus bienes, así como por el dolor y el sufrimiento, por favor comunícate con nuestra oficina hoy mismo. Comunícate con laOficina Legal de Siler & Ingber LLPpara programar una revisión complementaria de tu caso.